Anatomia del tiburon

Hay más de 300 tipos de tiburones en el océano, pero todos tienen la misma anatomía básica.
Esta anatomía sorprendente y magistralmente diseñada por la evolución es lo que distingue a los tiburones de otros tipos de vida acuática como las ballenas y los delfines.

anatomia del tiburonComprender las características básicas de la anatomía del tiburón le ayudará a entender las increíbles adaptaciones evolutivas que han hecho de los tiburones depredadores impecables.

Existen seis estructuras anatómicas importantes en los tiburones, las cuales se describen a continuación con mayor detalle.

Los tiburones tienen cartílago en lugar de huesos

Todos los tiburones tienen  cartílago en su esqueleto en lugar de huesos. Esto es muy diferente a los seres humanos y la mayoría de los tipos de animales terrestres. El cartílago es lo que les permite moverse a una velocidad increíble a través del agua.

Dentículos dérmicos de los tiburones

Dado que los tiburones no tienen huesos en su anatomia, se basan en dentículos dérmicos en la piel para ayudar a mantener la forma adecuada.

La piel de tiburón es muy dura, y si uno la ve muy de cerca se dará cuenta que está cubierto con dentículos pequeños.

Dentículos se encuentran en el cuerpo de todas las especies de tiburones que hay. Ellos ayudan a hacer más fácil el nadar y ahorrar energía. También ayudan a proteger la piel de tiburón de los diversos elementos del agua.

La mandíbula y los dientes de los tiburones

Los tiburones no tienen una mandíbula que se une a su cráneo. En su lugar, se mueve como una pieza separada. La parte superior y la mandíbula inferior pueden trabajar cada una por su cuenta sin la otra en movimiento. Esto le permite al tiburón tener el poder para dar un tirón muy fuerte y ser capaz de pegarse a lo que quiere con firmeza.

Los tiburones tienen muchas filas de dientes, que alcanzan hasta 15 hileras de dientes en los tiburones más grandes.

Los dientes de tiburón son muy afilados, como la mayoría de los tiburones son carnívoros. Y le pueden extraer la carne y los huesos al instante a cualquier presa sin ningún tipo de lucha. Los tiburones pierden sus dientes todo el tiempo y una de las filas detrás de la que se perdió se moverá para ocupar esa posición por lo que tienen siempre un ejército de dientes listos para atacar. Mudan sus filas de dientes cada dos semanas a un mes. Se estima que un tiburón tendra alrededor de 20.000 dientes en su vida.

El hígado en la anatomia de los tiburones

Al igual que los seres humanos y muchos otros tipos de animales los tiburones tienen hígado. Aunque ellos lo usan de manera diferente al suyo. Son capaces de almacenar los aceites en él durante largo tiempo. Entre más aceite almacenen menos a menudo tienen que comer.

Los tiburones son capaces de prosperar con el aceite que han reservado en el hígado durante semanas, meses, o incluso un año antes de tener que alimentarse de nuevo. Una vez que el nivel de aceite en el hígado es bajo, el instinto de caza se enciende.

La anatomia de la cola de los tiburones

Cada especie de tiburón tiene una cola con diseño único. Esto tiene que ver con el tamaño total del tiburón, así como cuál es el propósito de la cola. En muchos casos, la cola le permite al tiburón moverse muy rápido en el agua, otras veces sirve para ayudar a equilibrar los movimientos de los tiburones y así puedan deslizarse con gracia, hay colas para darles capacidad de realizar movimientos flexibles, para hacer  mejor uso de su esqueleto de cartílago.

Anatomia de las aletas de los tiburones

Todas las especies de tiburones tienen aletas. Tienen dos juegos que son pares iguales, que les ayudan a moverse a lo largo en el agua, así como a captar las vibraciones que están teniendo lugar en el agua. Poseen una aleta dorsal en la espalda, a veces, dos de ellas en dependencia de la especie, que les ayuda a equilibrar. La aleta anal en la parte inferior del tiburón tiene el mismo propósito.

Dentículos dérmicos de los tiburones

Dado que los tiburones no tienen huesos en su anatomia, se basan en dentículos dérmicos en la piel para ayudar a mantener la forma adecuada.

La piel de tiburón es muy dura, y si uno la ve muy de cerca se dará cuenta que está cubierto con dentículos pequeños.

Dentículos se encuentran en el cuerpo de todas las especies de tiburones que hay. Ellos ayudan a hacer más fácil el nadar y ahorrar energía. También ayudan a proteger la piel de tiburón de los diversos elementos del agua.

vea demas:

Investigaciones de tiburones