Tiburon : modelo perfecto de la evolucion

Los tiburones están despareciendo en todo el mundo mas rápido de lo que la gente cree.

Autoría Prof. Norberto Ovando* El problema de la pesca de tiburones es especialmente sangrante, teniendo en cuenta que existe una lucrativa industria en torno a la aleta de tiburón -muy cotizada en la gastronomía asiática-. La búsqueda masiva de aletas hace que los pescadores desechen al animal tras mutilarlo para quedarse sólo con la parte cotizada, y dejen al escualo agonizando en el mar.

tiburones
2009 Año Internacional del Tiburón

La red Let Sharks Live (Deja vivir a los tiburones) se inspiró en el hecho de que al ritmo actual, muchas especies de tiburones se habrán extinguido en 10-15 años. Estudios realizados por la Global Shark Assessment (Evaluación Mundial de Tiburones) sobre tiburones pelágicos estiman que han desaparecido entre el 80% y el 90% de las poblaciones de las especies objeto de fuerte explotación pesquera.

Los océanos han evolucionado durante centenares de millones de años con los tiburones como súper predadores. Por ello, su pérdida afectará drásticamente a la salud de los océanos que contienen el 90 por ciento de la biomasa viviente del mundo y son fuente primaria de alimento para más de cuatro mil millones de personas.

Evolución y caraterísticas

tiburon blancoSu evolución data de 400 millones de años y hay más registros fósiles de éstos que de dinosaurios. Hace 100 millones ya habían surgido tiburones y rayas como los actuales.

La mayoría de tiburones y rayas son de crecimiento lento, se reproducen tarde y tienen pocas crías. Estas características biológicas los convierten en criaturas muy vulnerables a la presión pesquera.

Los tiburones no pueden masticar, por eso cortan grandes trozos de su presa y los tragan enteros.

Sosa Nishisaki, ecólogo pesquero experto en tiburones e investigador del Departamento de Oceanografía Biológica del CICESE, indicó que “Por tener un crecimiento lento, maduración sexual tardía, un ciclo reproductivo largo, fecundidad baja (comparada con los peces óseos), alta longevidad y áreas de crianza en zonas costeras, estos elasmobranquios (peces cuyo esqueleto no está constituido por hueso, sino por cartílago, al igual que las rayas y quimeras) tienen un potencial reproductivo bajo”.

Declaró Oscar Sosa, que en general “Los tiburones comen crustáceos y moluscos; algunos se alimentan de plancton y otros de tortugas, aves y mamíferos marinos. La mayoría son generalistas, pero algunos son selectivos, y van cambiando sus hábitos alimenticios conforme crecen.

En el caso de los tiburones blancos, sus exigencias energéticas lo obligan a comer mamíferos marinos, pues llegan a medir entre cinco y seis metros. De hecho, se ha visto organismos adultos alimentarse de ballenas muertas, mostrando un comportamiento “carroñero” que muy recientemente se ha confirmado que también presentan algunos juveniles”.

Un grupo de investigadores de la U. de Tampa en Florida, USA, reveló que los tiburones tienen una mordida débil en proporción a su tamaño. En comparación con los leones y los tigres, los tiburones tienen menos poder de quijada, pero prevalecen en el mar gracias a su gran mandíbula, destaca el estudio publicado en la revista Physiological and Biochemical Zoology.

La partenogénesis

El tiburón martillo no necesita del macho para reproducirse, algo que no se había visto nunca en peces cartilaginosos como el tiburón.

Esta reproducción en cuestión recibe el nombre de partenogénesis (es una forma de reproducción basada en el desarrollo de células sexuales femeninas no fecundadas) y se da con relativa habitualidad en crustáceos, insectos, anfibios y reptiles.

Consiste en la segmentación del óvulo sin fecundar, puesta en marcha por factores ambientales o químicos, entre otros.

Conservación y depredación

La Unión Mundial para la Naturaleza (UICN) ha advertido que once especies de tiburones pelágicos, que viven en alta mar, de las treinta que se conocen están en peligro de extinción. Según la UICN el 21% está amenazado en el mundo y el 42% en el Mediterráneo.

El tiburón es hoy en día una especie altamente vulnerable. Si bien es cierto que en Europa existen alrededor de 140 tipos de tiburones y rayas, más de un tercio están en peligro de extinción.

La organización internacional Oceana ha advertido de que al menos 350.000 de estos animales mueren anualmente de media en España por capturas pesqueras, aunque extra oficialmente esa cifra podría ser el triple.

La disminución forzada o pérdida de los tiburones en el océano crea un desbalance biológico. En el Océano Atlántico, por ejemplo, el 85% de las poblaciones de tiburones ya han sido pescados, y en el Océano Pacífico se estima que 25% de las poblaciones originales han sido eliminadas de su hábitat natural.

Se debe terminar con la masacre de hasta 200 millones de tiburones que se capturan anualmente en los océanos del mundo.

Jeffrey McNeely, científico principal de la UICN y coautor del libro, Sustaining Life afirmó, “Los tiburones han evolucionado como una de las primeras criaturas con un sistema inmunológico “adaptativo” en pleno funcionamiento y son modelos irremplazables que nos ayudan a comprender la inmunidad humana”. “El potencial que estas criaturas aún pudieran guardar para aumentar nuestro conocimiento de la inmunidad se está reduciendo rápidamente con la matanza masiva de tiburones y la puesta en peligro de estos animales en el mundo”.

La peor matanza

aletas«Puedes nadar, pero no te puedes esconder: el estatus global y la conservación de los tiburones pelágicos». Este informe, elaborado por quince científicos de trece institutos de investigación, atribuye este peligro de extinción tanto a la pesca incontrolada en alta mar.
La carne del tiburón vale poco, pero ocurre lo contrario con su aleta, esta es usada para preparar una sopa que es símbolo de estatus en China y otros países asiáticos. Los pescadores las cortan y devuelven vivo el animal al agua, que muere desangrado.

Cada año miles de toneladas de aletas de tiburón son enviadas a los mercados de Hong Kong, Taiwán, Singapur, Japón y China principalmente.

El tiburón zorro o zorro marino (Alopias vulpinus), protegido por la ley que prohíbe su captura, está al borde de desaparecer para siempre de las aguas de Filipinas por ser el escualo predilecto de los furtivos que surten de aletas a los restaurantes chinos.

Estadísticas

Los tiburones sólo matan a cinco personas cada año y en los últimos años, han muerto más personas por accidentes relacionados con caballos, o por ataques de abejas, avispas, perros y arañas que por ataques de tiburones, y por accidentes de tráfico pierden la vida 1,2 millones de personas al año en el mundo.

Jugando con los números, desde 1530, o sea en 429 años ha habido 2203 ataques de tiburones y sólo 473 han sido ataques fatales; 4.7 ataques por año.

La probabilidad de sufrir un ataque de tiburón es de 1 entre 11.5 millones, según el Fichero Internacional de Ataques de Tiburón -ISAF-.

vea ademas: Ataques de tiburones durante el añ 2009.

La Conferencia Internacional del Tiburón Ballena, llevada a cabo en la Isla Holbox, junto con el consenso de más de 40 países representantes, estableció formalmente el 30 de agosto como el Día Internacional del Tiburón Ballena.

El ministro francés de Pesca, Michel Barnier, explicó en una rueda de prensa que “toda la pesca directa del tiburón será prohibida en 2010″, después de que se reduzcan las posibilidades en un 50% el año anterior, debido a que esta especie se encuentra en una situación “particularmente preocupante”

El Ministerio de Asuntos Agrarios de la Provincia de Buenos Aires despidió el 2007 con la publicación de la Disposición 217 de la Dirección de Desarrollo Pesquero, la cual establece para la pesca deportiva, la devolución obligatoria de los grandes tiburones costeros: escalandrún (Carcharias taurus), bacota (Carcharhinus brachyurus), gatopardo (Notorynchus cepedianus), cazón (Galeorhinus galeus) y tiburón martillo (Sphyrna spp.), “quedando estrictamente prohibida la captura con sacrificio de los mismos”. Más información ASOCIACIÓN ÑANDE YBÝ – NUESTRA TIERRA -

Sería una medida inteligente que los Legisladores argentinos, promulguen una Ley específica sobre la pesca deportiva, comercial y la prohibición del aleteo de los tiburones dentro del mar argentino, pero quizás sea mucho pedir, pensando que aún no se reglamentó la Ley nº 26.331 de Bosques, ni están protegidos los glaciares. Entonces quien se va a preocupar por los tiburones, solo las Organizaciones no Gubernamentales.

vea ademas: como ayudar a los tiburones

Conclusión

El control de la pesca ilegal de tiburones es difícil porque no hay restricciones en aguas internacionales.

Los tiburones necesitan de nuestra ayuda y no podemos empujarlos al borde de la extinción.

Artúculo brindado a TIBURONPEDIA por NATURA-MEDIOAMBIENTAL.